Cultura Comunitaria


El ejercicio efectivo del derecho a la cultura y a los derechos culturales está lejos de ser una realidad en nuestro país; aunado a un recrudecimiento de la violencia y de la marginación social, representa un reto para el diseño de políticas culturales.

La Secretaría de Cultura Federal, pone en marcha el Programa Cultura Comunitaria que apuesta por promover el ejercicio efectivo del derecho a la cultura y los derechos culturales de personas, grupos y comunidades; prioritariamente con aquéllas que han quedado al margen de las políticas culturales, mediante el diseño de estrategias que fomenten la cultura para la paz, la transformación social, la participación en la vida cultural, el desarrollo cultural comunitario y el fortalecimiento de capacidades locales, bajo los principios de inclusión y no discriminación.

Ejes de trabajo


Misiones por la diversidad cultural
Reconocimiento y fortalecimiento de las culturas locales a través de jornadas de trabajo para detectar las problemáticas sociales y necesidades culturales a nivel municipal; generar espacios de posibilidad, encuentro e intercambio de saberes y experiencias locales; así como un mecanismo para mapear y realizar un diagnóstico vivo de la infraestructura, agentes individuales y colectivos, así como prácticas culturales y artísticas.

Se apuesta por una política de fortalecimiento del talento de agentes culturales de cada comunidad, mediante metodologías participativas.

Cada una de las jornadas territoriales realiza un diagnóstico participativo, para recoger las inquietudes y percepciones de las comunidades y así poder integrarlas al análisis que sustenta la construcción de políticas públicas en materia cultural; cuenta con un foro público de artes vivas, muestra de artes audiovisuales, proyección de audiovisuales, así como con un corredor de saberes tradicionales, en donde se convoca al diálogo local, regional y nacional; a través de estrategias lúdicas y de mediación, se incentivan círculos de concienciación con la ciudadanía, artistas y promotores, en torno a los derechos humanos y culturales, con énfasis en el papel que las expresiones creativas han tenido en los movimientos sociales y en la construcción de estos.

Milpa Cultural


Territorios de paz
Contempla la creación de laboratorios de innovación creativa para el desarrollo de procesos de gestión cultural comunitaria y cultura de paz, impulsados por diversos agentes culturales: personas artistas, promotoras, gestoras, así como colectivos comunitarios, organizaciones de la sociedad civil e instituciones estatales y municipales de cultura y educación. Para este fin se plantea construir el espacio público de forma colectiva, afectiva y participativa, así como la dinamización de la infraestructura cultural por medio de estrategias colaborativas que impulsen a las comunidades a imaginar y a dar forma propia a los entornos que habitan.

Se invita a jóvenes para la conformación de equipos interdisciplinarios que colaboren con las comunidades en el desarrollo de contenidos y productos educativos, artísticos o utilitarios, los cuales respondan a los contextos locales, impulsando la creación y la libre distribución del conocimiento comunitario. Este proceso plantea suscitar la gestación de comunidades ampliadas, así como de procesos de investigación en torno al desarrollo cultural de base comunitaria, a través de redes y alianzas entre los diferentes agentes culturales.


Semilleros creativos
Conformación de grupos permanentes de creación colectiva y participación con niñas, niños y jóvenes que les permitan construir diálogos creativos y relaciones solidarias en sus entornos sociales y comunitarios.
 
Son espacios de fomento a la participación de infancias y juventudes como agentes culturales, no sólo como públicos, a través de la formación artística, para la construcción de lenguajes, prácticas y relaciones solidarias que detonen diálogos creativos entre estas poblaciones y otras generaciones, para contribuir a la construcción conjunta de relaciones sociales armónicas, así como al desarrollo de la imaginación y del pensamiento crítico para la construcción de otros mundos posibles.

Comunidades creativas y transformación social
Fomenta la creación en sus diversas dimensiones y la colaboración en procesos de investigación, formación, producción, reflexión, difusión y preservación del arte, la cultura y el patrimonio, al potenciar el reconocimiento de prácticas culturales y artísticas tradicionales e innovadoras.

Busca facilitar la comunicación y alianzas entre agentes y comunidades de saberes específicos, al igual que impulsar las relaciones entre contextos diversos y actividades creativas humanas que articulan el tejido social. Asimismo, promover la creación como un vehículo de reelaboración de la persona y la colectividad, y el fortalecimiento de las economías sociales y solidarias, en las cuales se desarrollan dichas acciones artísticas y culturales.

Líneas de acción