Ilustre Arreola

Varios autores
Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Jalisco
48 págs., 2015


“Hoy estamos aquí, porque estoy segura que a muchos nos sucede lo que a Julio Cortázar con la obra de Juan José Arreola. Cortázar le escribió, en una carta de 1954, que «acabo de leer sus cuentos —y releer los que más me gustan, y después superleerlos, que consiste en leerlos en el recuerdo—, y estoy contento». Nosotros también estamos contentos de releer y superleer a Juan José Arreola en este recuerdo y en este homenaje a su obra”. (Verónica Delgadillo García, 23 de septiembre de 2014).

De esta forma la diputada ciudadana jalisciense Verónica Delgadillo, introduce una parte del expediente que se presentó ante el Congreso del Estado de Jalisco para que se llevara a cabo la dictaminación inédita, mediante la cual el escritor Juan José Arreola fue denominado como Benemérito Ilustre de aquel estado. Ahora transformado en libro, este expediente compila una serie de misivas escritas por Téofilo Guerrero, Juan José Doñán, Jorge Esquinca, Fernando Solana Olivares, Avelino Sordo Vilchis, Eugenio Partida, Godofredo Olivares, Erika Elizabeth Sánchez Benavides, José Israel Carranza, Luis Vicente de Aguinaga, Rodrigo Ruy Arias, Jesús Cruz Flores, Amado Aurelio Pérez, Raúl Aceves, Silvia Eugenia Castillero, Marco Aurelio Larios, Manuel Falcón Morales.

No hay mayor elogio para un escritor que sea su propia comunidad la cual reconozca su trabajo creativo. La de Arreola fue una misión titánica e incansable, que tocó distintas latitudes de la palabra. Transitó entre el arte dramático, la declamación, la narrativa y la poesía. Fue un personaje mediático, uno de los intelectuales más conocidos del siglo XX. Este material da testimonio de su estatura, desde las voces de quienes lo conocieron y que abrazaron entusiastas la iniciativa de colocarlo en su justo espacio dentro del “parnaso” de las letras mexicanas y de las jaliscienses. Juan José Arreola siempre se mostró orgulloso de su estado natal, se jactaba de venir de Zapotlán el Grande, hoy Ciudad Guzmán. Gracias a él, el resto del país se enamoró de esa tierra, junto a él la visitó, tanto en la imagen televisiva, como en la literaria.

Con lucidez, Teófilo Guerrero señala en su texto de defensa “¿Por qué Arreola?”: “Somos más o menos treinta mil, unos dicen que más, seguramente somos más, muchos más de los que pudieran pensarse, y pensamos que Juan José Arreola merece ser declarado Benemérito de Jalisco, y que contribuya a engalanar a una Rotonda de los Jaliscienses Ilustres que ya merece una visita digna, como la del Maestro.”. Y tiene razón, en este guiño del inicio de La feria, difícilmente se encontraría a un mexicano y más aún, a un jalisciense que disintiera de tal reconocimiento. Este libro es pues el pretexto y el recuerdo de esta decisión.

Ilustre Arreola

 

"Leer un fragmento, cortesía de la Secretaría de Cultura de Jalisco"

Leer fragmento...